Amaterasu: el culto al sol según la milenaria cultura japonesa – Año 2007


Amaterasu: el culto al sol según la milenaria cultura japonesa

Tecnica mixta sobre lienzo 130 x 130 x 5 cm – Cali

El culto al sol  representa una constante invariable en la mayoría
de las culturas. El sol amarillo representa el calor que da la vida y
la fuerza creadora cuando deriva hacia el rojo.

La obra se inspira en la cultura cosmogónica oriental pero en realidad sintetiza el concepto de creación según la artista.

El sol naciente, amarillo en la esquina izquierda del cuadro, ilumina y calienta la tierra durante la era glacial, una alegoría de la comunicación cálida entres seres humanos capaz de disolver lo gélido y amargo de los dramas existenciales, aclara los malos entendidos y previene cualquier tipo de violencia física y psicológica.

El mismo sol rojo en llamas, al centro de la composición, representa la pasión creadora del ser humano que da paso a los grandes inventos y finalmente al desarrollo de la humanidad.

La esquina derecha de la obra es invadida por un isberg de hielo que se está descongelando, mientras el agua se apodera del espacio pictórico y sumerge la estructura arquitectónica que representa el mundo construido por el hombre y que se encuentra detrás de la esfera roja central.

La alusión es clara, el calentamiento global tiene que ser un problema central de urgente solución y el hombre actual, para alcanzar este objetivo, deber enfocar su capacidad comunicativa para acabar con las prácticas auto destructivas del ser humano y a la vez tiene que utilizar su creatividad para revertir el proceso de consunción que está poniendo en peligro todo el planeta.

Esta entrada fue publicada en Iconología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 × dos =